Desviación positiva y negativa

Desviación positiva y negativa

Directamente relacionados con los conceptos de cultura real e ideal están los términos de desviación positiva y negativa. Toda cultura posee pautas ideales que en la realidad casi nunca se cumplen, al menos plenamente, ello hace que exista una especie de comportamiento medio que aceptamos como umbral de la normalidad, y que dependerá fundamentalmente del grado de presión social que exista para favorecer el cumplimiento de la norma;  que haya mayor o menor tolerancia, así como del grado de conformidad que manifiestan quienes deben cumplirla y del valor que en general se reconozca a las normas. Si estas dos condiciones últimas se manifiestan en un alto grado, la gente tenderá a cumplir las normas acercándose al ideal y quienes no lo hagan destacarán sobre la mayoría. Lo contrario ocurre con la tolerancia, cuanto mayor sea, más relajado será el cumplimiento y menor la presión social.

Aquellos que intentan aproximarse al ideal de las pautas de conducta elevándose por encima del cumplimiento normal, decimos que se desvían positivamente.

Los desviados negativamente caerían por debajo del umbral de cumplimiento considerado normal. Por ejemplo: Los santos, los genios dedicados de pleno a su actividad creadora, lo fanáticos y los revolucionarios a menudo son considerados desviados en su propio tiempo y contexto, a veces positiva a veces negativamente.

Subculturas y Contraculturas

La cultura real y la ideal forman el común denominador aceptado en una sociedad, pero en toda cultura, particularmente en las sociedades grandes, coexisten muchas variaciones, estas variaciones, cuando alcanzan un nivel de desarrollo y entidad diferencial suficientes, reciben el nombre de subculturas.

La subcultura: es una cultura (creencias, valores, normas, símbolos, productos materiales, lenguaje) que distingue a un grupo particular de los demás miembros de su sociedad.

Para que una subcultura exista los individuos deben identificarse con el grupo y deben interactuar y compartir información con el resto del grupo, ya directa ya indirectamente.

 Las principales fuentes de las Subculturas son:

– Etnia. (Los negros de Harlem)

– Religión. (Testigos de Jehová)

– Ocupación. (Médicos, informáticos)

– Estilo de vida (Surferos)

– Orientación sexual (Subcultura “gay”)

– Edad. (Movimientos juveniles)

La gente que disfruta de una corrida de toros no constituye una subcultura; las personas que dedican su vida a la cría de toros, a la profesión de torero, etc., constituirán una subcultura. La clave se halla en si se ven a ellos mismos y si son vistos por los demás como “diferentes”.

Cuando una subcultura se opone de forma activa a la cultura principal se forma una contracultura, es decir, un grupo contra la cultura. Mientras que la subcultura comparte la mayoría de sus fundamentos con la cultura general, la contracultura a menudo niega los valores centrales del sistema cultural en que está inserta e infringe -o al menos lo intenta- las normas sistemáticamente.

Muchas subculturas juveniles constituyen ejemplos de contraculturas. El movimiento musical Punk reivindicaba una serie de valores ajenos al modelo imperante de sociedad y sus ideales culturales, negando las ideas de desarrollo y futuro tan queridas desde la Ilustración.

4 thoughts on “Desviación positiva y negativa

  1. Pingback: Desviación y cultura | Estudios en sociologia

  2. Pingback: R. Cloward y L. Ohlin | Estudios en sociologia

  3. Pingback: La Reacción Social | Estudios en sociologia

  4. Pingback: Estudios en sociologia | La tensión como fuente de desviación

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s