Etnocentrismo y Relativismo cultural

Etnocentrismo y Relativismo cultural

Quizá el hecho que más nos impida aceptar la diversidad cultural es el etnocentrismo:

La tendencia a evaluar otras culturas en función de la propia y concluir que son inferiores. El etnocentrismo se funda en conceptos culturales falsos, dado que cualquier costumbre llevada fuera de su contexto puede resultar ridícula, extravagante o ilógica.

Lo opuesto al etnocentrismo es el relativismo cultural, o sea, la idea de que cualquier cultura debe entenderse en función de sus propios significados, actitudes y valores. Esto no quiere decir que prácticas como la ablación o el tráfico de drogas sean algo que deba respetarse o deseable, con lo que el relativismo cultural se transformaría en indiferencia moral, sino que para convencer a la gente de que debe abandonar ese ritual o esa actividad, uno debe entender primero qué es lo que significa para ellos.

Cultura ideal y cultura real

A menudo encontramos diferencias entre lo que la gente dice que piensa y que hace, y lo que realmente cree y practica. La cultura ideal consiste en las normas y valores a los cuales la gente se adhiere abierta y formalmente. La cultura real consiste en normas y valores que la gente no puede admitir abierta y formalmente, pero que no obstante practican. Por ejemplo. en España la gente opina mayoritariamente que no existen razas ni culturas superiores, pero no son tantos los que vivirían junto a gitanos o marroquíes.

Como vemos, entre la cultura ideal y la real pueden surgir contradicciones obvias: los españoles gastamos miles de millones en salud, pero también miles de millones en tabaco y en alcohol. En la realidad, la gente que se comporta adecuadamente en toda circunstancia y situación es frecuentemente vista como rara e incluso antisocial. De hecho, podría decirse que la cultura real consiste en evasiones sistemáticas de la ideal, lo que no significa que la cultura ideal no tenga impacto: Cualquier inmigrante que tenga pensado adaptarse a la vida del país de destino, deberá aprender tanto los estándares ideales de conducta correcta como las estrategias no oficiales, pero aceptadas, para quebrantar las reglas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s