La relación de la anomia con la desviación

E. Durkheim planteaba la necesidad de afrontar científicamente la realidad social, para ello el científico tenía que dejar de lado los juicios de valor y centrarse en los datos contrastables. El investigador, debe establecer lo que resulta normal y lo que resulta patológico para la pervivencia de la sociedad, sin embargo, esto no siempre es fácil, ya que en ocasiones lo que parece claramente patológico, puede cumplir funciones positivas para el sistema

La división del trabajo social

Para Durkheim es un crimen cualquier acto que rompe con la solidaridad social y activa el aspecto represivo del Derecho (penas). Dado que en todas las sociedades se transgreden las normas, estas deben tener características generales comunes, más allá de la casuística. En cualquier caso, no es característica universal de los delitos que atenten contra el interés general, pues en muchos casos se observa que se entienden por tales, hechos que en modo alguno significan peligro social. Por otro lado un acto puede resultar desastroso para la sociedad sin que se incurra en delito o cuando la pena no sea proporciional con el daño.

En fin, el hecho es que el delito, allá donde se produzca, siempre supone reprobación por parte de la inmensa mayoría de la población, la conciencia colectiva común 15, en la medida en que hiere sus sentimientos, sean estos

Esta conciencia colectiva, es algo distinto de la suma de las conciencias individuales, pervive a los individuos y va unida a sucesivas generaciones, además posee reglas de acción propias y distintas de las particulares (religiosos, domésticos, patrióticos, altruistas). De hecho, la mayoría normal entiende como enfermos a aquellos que no asumen las normas, si estos fueran un grupo numeroso, la situación se consideraría una crisis que pronto habría de paliarse. Con el fin de asegurar el cumplimiento de las normas generalmente aceptadas se establece el Derecho.

Sin embargo, para que un hecho sea considerado delito no es suficiente con que suscite reprobación general, así existen hechos considerados inmorales y que no constituyen un delito. En este sentido, los delitos deben quebrar sentimientos fuertemente arraigados. Existen, en cualquier caso, acciones que quebrantan sentimientos profundos, aunque no son entendidos como delitos o sea, estados fuertes y definidos de la conciencia colectiva contra los que el delito atenta, así las sanciones se ejercen sobre los actos que quiebran el consenso y la cohesión sociales, fruto de la propensión de las conciencias individuales hacia la conciencia común.

Esta es la solidaridad que el Derecho penal moderno simboliza. En las sociedades mecánicas la pena se ejecuta de manera mecánica, básicamente como medio de garantizar la uniformidad. En las sociedades orgánicas, las penas no buscan tanto vengarse como defenderse. Tampoco se entiende que el delito suponga una quiebra de la uniformidad, estéril por otra parte en sociedades complejas y diferenciadas, por ello el carácter fundamental del Derecho ya no es represivo, sino restitutivo. Es decir, busca restaurar el equilibrio,impidiendo que las crisis que deriven en estados colectivos de anomia. Producto de esa diferenciación social resultante de la división del trabajo social, es, a su vez, la diversificación de las ramas del Derecho y la generación de órganos y tribunales específicos. La misión del Derecho será la de regular las diferentes funciones de cada parte del cuerpo social.

One thought on “La relación de la anomia con la desviación

  1. Pingback: Estudios en sociologia | La sociedad moral

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s