La tensión como fuente de desviación

El factor principal en la génesis del comportamiento desviado, es la tensión. En todo sistema de interacción están presentes las expectativas de rol y sanciones. Cuando se altera un sistema de interacción se frustra el sistema de expectativas, esta perturbación derivada de la ruptura entre comportamiento real y esperado constituye la tensión. La tensión puede estar causada por un terremoto o por una lluvia intensa e inesperada, tales tensiones originan frustraciones de expectativas.

Fuentes de la tensión

Para cada tipo de norma existe una presión específica de cumplimiento. Además, cuanto más alto sea el grado de especialización y de impersonalidad de la norma más probable es que genere frustraciones en la satisfacción de otras necesidades o impulsos, generando tensiones en otros roles. Cuando las expectativas de un rol no están suficientemente claras, son vagas, imprecisas, se genera una fuente de tensiones en la medida en que el actor no sabe exactamente qué se espera de él, ni si actúa conforme a la norma o se desvía de la misma. La disyuntiva se produce cuando las demandas de los distintos status/roles son incompatibles y no pueden ser atendidas a un tiempo. La tensión puede ser fuente de desviación en el sentido de que una persona sometida a tensión puede salir del paso mediante una respuesta considerada desviada.

Mecanismos de reducción de la tensión

En cualquier caso, la relación tensión-desviación no es directa ni inevitable, pues existen formas de reducirla evitando con ello las tendencias al comportamiento desviado:

  • Establecer una jerarquía. Dar mayor peso a unas expectativas que a otras. En general las demandas de la familia y del trabajo tienen más peso que otras, como las de ocio.
  • Fijar momentos diversos para actuaciones potencialmente conflictivas. Generalmente el trabajo se realiza en determinadas zonas horarias, dejando el resto para el desempeño de otros status-roles. Desarrollar racionalizaciones según las cuales un determinado conjunto de expectativas se estima adecuado en un determinado contexto y no en otro.
  • Alejamiento de uno de los roles que entra en conflicto con otro

Direcciones de la desviación

En determinadas ocasiones las tensiones dentro de una situación interactiva alcanzan una intensidad tal que exigen una respuesta concluyente; cuando las respuestas habituales no son suficientes, la tensión puede derivar en desviación.

En el nivel personal, la tensión genera ansiedad, hostilidad y fantasía, pero la respuesta más consistente es la ambivalencia. El actor no se vuelve simplemente hostil sino que en su interior se mezclan una serie de afectos positivos y negativos, motivaciones hacia la conformidad y la desviación simultáneamente que tienden hacia la alienación. Así, cuando en el actor domina la ambivalencia se desencadenan mecanismos de respuesta exagerados:

– El actor puede volverse del lado del conformismo presentando un conformismo compulsivo.

– Si predomina la alienación  el actor ofrecerá como respuesta una alienación compulsiva. Existen otras dimensiones oportunas en el análisis de la dirección que puede tomar el comportamiento desviado, una de las cuales la constituye el hecho de que el actor se decida por la actividad o por la pasividad, esto es, por la lucha o la huida de esa situación de tensión y ambivalencia. Se amplía de este modo el esquema anterior. Cuando añadimos esta dimensión las direcciones de la desviación se amplían.

 

One thought on “La tensión como fuente de desviación

  1. Pingback: Estudios en sociologia | El funcionalismo moderado

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s