Las oportunidades sociales y la desviación

Las agencias de socialización como la familia, la escuela, el trabajo o los medios de comunicación contribuyen sistemáticamente a que el individuo interiorice las metas sociales generales. De este modo, al hacerlas suyas, los individuos están en condiciones de aceptar el fracaso personalmente, sin derivarlo hacia la sociedad. Nos encontramos entonces con personas que se han socializado, tanto en las aspiraciones generales de su cultura como en el hecho de que a ellos estrictamente corresponde la responsabilidad de su logro.

La familia, puede actuar en una doble vertiente. O bien, puede servir a la generación de individuos adaptados a sus circunstancias (generando conformidad) o por el contrario, proyectando las ambiciones sociales sobre los hijos y en cambio, no estar en condiciones de ofrecer oportunidades reales para su consecución (generando desviación).

En general, se considera que cuanto más importancia se conceda al éxito más se atenuará la conformidad con las normas establecidas para alcanzarlo, por otra parte el éxito o el fracaso en el logro, se deja en manos de los particulares; incluso se propone la idea de que los handicaps constituyen en realidad, ventajas. En realidad, la presión para alcanzar el triunfo es un valor presente en la cultura que alcanza a todos los estratos sociales, incluso en el caso de las clases y de las etnias menos favorecidas, y que, por tanto, más conscientes de sus posibilidades reales reducen sus expectativas, existe un número importante de individuos con pocas posibilidades que asumen el objetivo del triunfo económico. Esto explicaría el hecho de que la delincuencia se concentre estadísticamente en los estratos bajos (clases bajas y medias).

A modo de conclusión, cuando existen divergencias entre las metas culturales, y las oportunidades sociales reales para alcanzarlas, se produce una tensión anómica que constituye una importantísima fuente de desviación. Cuanta más importancia se otorgue al logro de los fines más se tenderá a alcanzarlas aun a costa de los medios, con lo que se incrementarán los comportamientos divergentes.

En general, quienes encuentran mayores dificultades para obtener el éxito cultural son aquellos a quienes la estructura social cierra más puertas, las clases bajas, las más numerosas; de ahí que sean precisamente estos quienes  porcentualmente delinquen más respecto del conjunto de las clases sociales, incluso en el supuesto de que interioricen en menor medida los objetivos culturales por entenderlos fuerza de su alcance.

 

2 thoughts on “Las oportunidades sociales y la desviación

  1. Pingback: Estudios en sociologia | Anomia y formas de desviación

  2. Pingback: Estudios en sociologia | El sistema de clases

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s